martes, 7 de enero de 2014

Sobre el arduo oficio y la (in)creíble profesión de Lector.

en http:// alexelinterprete.blogspot.com

Actualización 01/2014 : He revisado y registrado una versión de esté relato en PDF para facilitar la lectura y la forma de compartirlo. :-)


"El contenido de información del cerebro humano expresado en bits es probablemente comparable al número total de conexiones entre las neuronas: unos cien mil millones de bits. Si por ejemplo escribiéramos en inglés esta información llenaría unos veinte millones de volúmenes, como en las mayores bibliotecas del mundo. En el interior de la cabeza de cada uno de nosotros hay el equivalente a veinte millones de libros."
Cosmos, Carl Sagan (1989: 247) 



Existe una ocupación que puede ser, a lo sumo, una de las más complejas e (in)creíbles en el mundo; el oficio de Lector. Si la profesión de Lector tuviera una oportunidad de regularse en el mundo académico, (pienso yo, aunque poco importe mi opinión)  se ubicaría con seguridad en las facultades de Ciencias Humanas. No en los departamentos de Lingüística o Literatura,  el oficio de Lector sería una disciplina del trabajo de campo (¡Mucha atención a esto!), del contacto interpersonal, mucho más cercana a la antropología. Sería, sin lugar a dudas, una afortunada oportunidad tener el oficio de Lector en las universidades... lo que sucede es que esta profesión no permite dichas categorías y distinciones, dada su naturaleza perenne. 
Primero aclaremos los términos. No tendría mucha trascendencia que habláramos de un simple "lector" aquí. Un simple lector puede ser cualquiera; por ejemplo, usted (con el debido respeto), el que lee este relato por casualidad, el que lee la publicidad en forma de diario gratuito o aquel cuya experiencia literaria más cercana, son los subtítulos de una película. Un lector es todo aquel que pueda hacer inferencias de caracteres negros en fondo blanco, desde un devorador de novelas hasta un analfabeta funcional; el lector en su más mínima expresión. Como entenderán, no me refiero a cualquier lector, sino al Lector, con mayúscula; aquel que tiene el arduo oficio de conversar con los pensadores de la humanidad, y digo conversar, porque como sugirió Descartes, leer un libro es 'tener una conversación con hombres nobles del pasado, pero no una conversación cualquiera, sino una con sus pensamientos más selectos’. 
Para entender este oficio, solo basta mencionar el ámbito de acción del Lector: todos los libros que han sido publicados en la historia de la humanidad: 129'864.880. Si nos leemos un libro cada semana, podríamos terminarlos en 2'497.401 de años… unas 35.677 miserables vidas. Sagan sugiere que nuestro cerebro tendría la capacidad de almacenar veinte millones de libros, contando sólo la capacidad de las conexiones del cortex cerebral, debo decir que eso supondría que cada conexión cerebral se comportara como un dispositivo de almacenamiento, una memoria USB en cada sinapsis o en cada elemento del ADN del tejido cerebral. ¿Cómo podría el cerebro lograr almacenar tanta información? El cerebro, aparentemente, nunca se llena y logra almacenar no sólo datos bibliográficos, sino también, la programación de toda una solitaria vida; sentimientos, personalidad, recuerdos, fantasías, dimensiones paralelas… al mismo tiempo que puede controlar la capacidad del razonamiento consciente en una compleja interacción como cuando (usted está siendo embaucado). ¿Cómo puede el cerebro almacenar tanto? Les tengo la respuesta... el cerebro puede secuestrar muchas vidas más, porque, ¡Voilá!  todo lo que "está" en el cerebro, puede estar en cualquier lado. Pregúntenle a los físicos cuánticos, que se nos acercan en esa comprensión.
Como dije, dado el vasto universo de los libros y el cerebro, debería existir una profesión dedicada a leer libros; el Lector, así con mayúscula. Su oficio sería abordar las lecturas adultas, es decir, la lectura de los Autores, de los libros serios, excluyendo lo que algunos de forma despectiva denominan, literatura barata y seudocientífica. Sí… en todas las profesiones es necesario leer y abordar los Autores, pero sólo para la profesión de Lector, el abordaje bibliográfico sería un fin en sí mismo. 
Sin embargo, existe un problema. Como se ha comprobado, este oficio no puede ejercerse en la Tierra. Los Lectores, aquellos que desearan hacer de la Lectura su proyecto de vida profesional, corren el riesgo de tener vidas desgraciadas y romper su vínculo con el mundo sensible (el escape, es su única salida). Están condenados a vivir alejados de sus familias, sin relaciones humanas duraderas y a perder su identidad, su esencia humana improvisada, al encontrar que todo lo que saben-leen, no es un conocimiento propio ni original, sino sólo la sumatoria de todo lo que han dicho otros a lo largo de la historia humanidad; se derrumban al detectar que todo lo que piensan y dicen ya ha sido escrito. Todo lo que leen. Nos repetimos constantemente y pocos parecen notarlo, ¿verdad?
De hecho, los Lectores casi siempre entran en un shock esquizofrénico, cuando avanzadas sus investigaciones lecturológicas, perciben que todo el universo se constituye en un discurso legible constituido por múltiples lecturas, como el material verdoso y digital de una gran Matrix. Esto lo puedo asegurar, pues de hecho… yo, el que escribe esto, soy un Lector. He corrido la suerte de quedar atrapado en el mundo de las letras, y estuve mediante este escrito (hasta donde me permitieron intervenir, intervine), previniendo de los peligros a los que usted, potencial colega, se expone. Somos muchos los que habitamos por aquí en Lecturolandia, el país de los Lectores errantes, los cuales, una vez quedamos atrapados, nos dedicamos a servir de lectores modelos a los escritores cuando estos escriben. (Ya está avisado). Los escritores son Lectores en potencia. Los escritores que hacen caso omiso a esta realidad y prefieren seguir escribiendo-leyendo estas líneas, no se imaginan que cada vez que escriben, brindan el alimento a nuestro mundo, y nos ofrecen la oportunidad para que ellos puedan ser [...]


Bogotá, 7 de enero de 2014

viernes, 25 de octubre de 2013

El "Caso Cuero": Nuestra versión criolla del caso Sokal.

Algunos campos parecen "incorruptibles", por ejemplo, las altas cortes de justicia o la comunidad científica. Sin embargo, los jueces y los científicos son humanos de carne y hueso, y sus prácticas revelan indiscutiblemente, su esencia humana.. y por qué no decirlo, la idiosincrasia de su tierra; sus rasgos culturales. 

Un caso polémico en la comunidad científica en el marco de debate por lo posmoderno fue el "Caso Sokal". Al respecto, escribí una reducción del problema en mi libro didáctico, Teorías de la traducción/interpretción en plastilina (Barreto & Bustos, 2012, pág. 141):



Alan Sokal, un reconocido científico estadounidense, pretendió mediante una ‘broma’ probar que los pensadores posmodernos no tenían ningún tipo de rigurosidad y que estaban cometiendo muchos errores. Publicó un artículo titulado Transgrediendo las fronteras: hacia una hermenéutica transformacional de la gravitación cuántica en la revista académica Social Tex. En palabras del físico, la prestigiosa revista “publicaría un artículo plagado de sin sentidos, si
(a) sonaba bien, y
(b) apoyaban los prejuicios ideológicos de los editores"
En pocas palabras, pretendía demostrar que los posmodernos tienen mucho discurso banal e irracional. Después publicó otro artículo titulado Los experimentos de un físico en los estudios culturales, en el que se burló de la inocencia de revista antes mencionada. Publicó, además, Imposturas Intelectuales (1997) y luego, Más allá de las imposturas intelectuales (2008) donde sostuvo su tesis.
La respuesta de los posmodernos (entre los cuales estuvo Derrida) no se hizo esperar. Publicaron Imposturas Científicas (2003) demostrando cómo el físico se refirió a autores franceses que ni siquiera había leído (Deleuze, Lacan, Kristeva, Baudrillard) usando frases sacadas de contexto y una lectura superficial de la realidad. Derrida como buen deconstructivista, llegó a señalar en un artículo posterior, que el mismo hecho que Sokal como científico se pusiera en la labor infantil de inventarse un artículo fraudulento, mostraba su falta de seriedad y por ende, que no todo lo que viene de las ciencias “duras” se puede asumir como verídico y “serio”, en tanto, al final de cuentas, es humano.
Discusiones de este tipo han impactado en la traducción. Una de las tendencias positivistas al respecto, llama la atención de que no haya tanta ‘habladuría’ en los estudios de traducción, mientras otro sector aboga por el discurso más posmoderno que propende por un fenómeno traslatorio diverso e irreductible.

Ahora bien, recientemente se ha suscitado una polémica similar en Colombia debido al artículo que publicó el científico Rodrigo Bernal sobre el también científico colombiano, Raúl Cuero. El investigador de Buenaventura (Colombia) recientemente a tenido una llamativa atención en los medios de comunicación colombianos por sus descubrimientos y sus logros académicos, a pesar de su origen humilde. Sin embargo, al parecer, sus logros han sido sobre-dimensionados por los medios de comunicación, al parecer, bajo el silencio complaciente de Cuero.

La denuncia del botánico se puede leer, en el diario El Espectador 


La defensa de Raúl Cuero se puede apreciar en el siguiente debate radial frente a Bernal, en el que los periodistas le dan cierta defensa a Cuero y cuestionan a Bernal,


Sin embargo, algunos académicos han dado su apoyo a la denuncia del doctor Bernal. 

http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/cientificos-respaldan-rodrigo-bernal-quien-desenmascaro-articulo-454563

Publico este asunto porque el debate del "Caso Cuero" me parece interesante para los campos de investigación en Colombia específicamente los de la traducción/interpretación, lingüística de las lenguas de señas y cultura sorda, así como a los profesionales que estamos trabajando en eso. 

Al respecto me surgen algunas preguntas

1)¿Será que en Colombia somos más propensos los profesionales a desacreditarnos unos entre otros, fieles a la "teoría del cangrejo" , "Violencia Horizontal" o una especie de "Neo Patria Boba" académica?

2)¿Será que en Colombia somos más propensos a construir una imagen mediática de lo que es la ciencia? ¿Maduramos científicos como los aguacates 'a punta de periódico'?

3)¿Hasta donde se debe ir para hacer defensa y divulgación mediática de los logros obtenidos (ahí me incluyo), sin caer en la sobre-dimensión?

Por supuesto, en la actualidad las áreas de traducción/interpretación, lingüística de las lenguas de señas y cultura sorda en Colombia no manejan el mismo volumen de doctorados que en ciencias naturales. A lo sumo, conozco un solo doctor en lingüística de las lenguas de señas, el profesor Lionel Tovar, algunas doctorandas en educación, y un doctor en salud pública que han abordado el tema de los sordos. Pero ninguno directamente en traducción/interpretación y cultura sorda. ¿Que nos enseña el Caso Cuero?

Esta es mi corta reflexión: Es un hecho que en el país existe una pobre citación entre pares colombianos, y un enorme desconocimiento de los trabajos de investigación en un mismo campo, e incluso en una misma ciudad y que por otro lado, acostumbramos entre colombianos, 'a darnos duro'. Prueba de eso es, por ejemplo, que Raúl Cuero, Doctor en Microbiología, no conociera a Bernal, un Doctor en Botánica también colombiano, y "una de las dos  autoridades mundiales que hay en el área de la palma" según sus colegas. ¿Tan desconectado del país puede estar Cuero para desconocer  a otros científicos colombianos prestigiosos? Puede ser. Sin embargo, por otro lado, Bernal redacta y ofrece evidencias desapasionadamente, sobre un tema en el que 'creyo justo dar a conocer la verdadera dimensión del ídolo, para que la admiración que se le brinde sea una opción informada'. La pregunta es ¿Por qué se destapa esto 14 años después en el que Cuero aparente anda mintiendo o diciendo verdades a medias?

La respuesta es lógica. Porque los científicos colombianos o no conocen o pueden no estar muy interesados por lo que hacen sus pares compatriotas. De hecho, yo mismo, como profesional interesado en el área de traducción, la lengua de señas y la cultura sorda, me he visto, a mí mismo, fascinado por lo que hacen en otros países, y me he olvidado de lo que hacen mis compañeros. (Mea culpa, me la paso citando extranjeros) Ahora bien, me han pagado con la misma moneda. Jejeje

Así pues, el "escándalo" del Caso Cuero es un reflejo de la realidad de la investigación y la comunidad científica del país, que yo ahora la miro desde mis campos de interés, pero que seguramente, es muy parecida en otros campos.

Creo que el doctor Cuero ha hecho logros sobresalientes. Soy consciente que en el ámbito profesional hay que "cacarear el huevo", para darse a conocer y tener las posibilidades de ser competitivo. Como quien dice, 'lo que no se muestra, no se vende'. De hecho, ahora reflexionando, veo que yo mismo he intentado mediante este blog, y otras publicaciones en la red, compartir información, a la vez que, claramente, muestro mis logros profesionales en búsqueda de beneficios laborales y personales.

Sin embargo, creo que hay límites. Limites que no me gustaría desbordar como Cuero. El doctor Cuero se equivoca al generalizar que una publicación en un Magazine es lo mismo que una publicación en un Journal de investigación. Las publicaciones en revistas indexadas tienen un proceso riguroso de revisión, en últimas, son las que cuentan como experiencia en investigación. Para el lego en el campo, puede parecer una distinción trivial, pero en una comunidad académica, querer pasar un articulo de Magazine por uno de Journal, es una aseveración desvergonzada.

Mi cierre para los compañeros del área y lectores de este blog es: Por favor, construyamos comunidad académica, dejemos de hablar mal del prójimo y hagamos más. Por otro lado, a los que nos gusta exponernos en Internet, vigilemos todo lo que se diga... no vaya a ser que vayamos a quedar como un "cuero".

sábado, 4 de mayo de 2013

Triptico Visual 1: Una depicción tipo H... en familia

en http://alexelinterprete.blogspot.com

Tengo el orgullo de presentarles nuestra primera obra de teatro, un poco informal... en tres escenas

Escena 1: ¿Bailamos?



Escena 2: Jugando




Escena 3: De Viaje


martes, 2 de abril de 2013

La declaración norcoreana se ha malinterpretado por un error de traducción:Europapress

Replicado por http://alexelinterprete.blogspot.com

Esto hace recordar el supuesto "error de traducción" en la declaración de Japón de "hacer caso omiso" que llevo a dos bombas nucleares, referida por Newmark (1992)


SEGÚN SUGIEREN MEDIOS OFICIALES RUSOS

La declaración norcoreana se ha malinterpretado por un error de traducción


MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -
   La última amenaza emitida por Corea del Norte podría haber sido malinterpretada por un error de traducción, y que en realidad advierte de que solo entrará en estado de guerra en el caso de ser atacada en lugar de declarar 'motu proprio', como se ha entendido hasta ahora, el inicio de las hostilidades contra Corea del Sur, según la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.
   La traducción de RIA subraya que la declaración norcoreana anuncia que el país actuará "de acuerdo con las leyes que regulan el tiempo de guerra"  en el caso de ser objeto de un ataque, "momento a partir del cual las relaciones entre norte y sur entrarán en estado de guerra".


sábado, 2 de marzo de 2013

Dos lenguas, dos personalidades ¿Pueden las lenguas de señas modificar nuestro comportamiento?

Actualización 25 de marzo: Este ensayo tiene una versión en pdf editada para www.cultura sorda.eu. agradezco a los editores por su publicación. Además, he encontrado información relacionada que apoya, de alguna manera, los argumentos de este artículo, ver: http://elblogdelingles.blogspot.com/2013/03/como-no-perder-tu-personalidad-cuando.html y un poco más filosófico,  http://pijamasurf.com/2011/11/vivimos-en-el-pasado-8-fascinantes-paradojas-del-tiempo-y-la-percepcion/

BAMBIFICACIÓN: La conversión mental de seres vivos de carne y hueso en personajes de dibujos animados que poseen actitudes burguesas y moral judeo-cristiana.
Douglas Coupland (1991) En: El Lenguaje, Yule (1998): Cambridge Press


Nota poco seria:

Agradezco a cualquiera que conozca a la periodista canadiense Collen Ross, que por favor le informe de mis repetidas llamadas a su teléfono movil. Es muy probable que tenga identificador de números de teléfono y diga: ¿Quien me llamará de Colombia (057...)? O quizá, con un poco de temor -uno no sabe, al otro lado del teléfono pudieran estar las FARC o Pablo Escobar... ¡vaya uno a saber!- haya optado por ignorar la llamada. Pues bien, he estado intentando contactar para solicitarle que me permita traducir el excelente artículo que publicó en http://www.cbc.ca/canada/story/2008/12/15/f-vp-ross.html (los invito a que lo lean integro, está en Inglés) pero como no me ha contestado, me tocará en últimas, aplicar la política de Google Books de "libros huerfanos" es decir, aquellos en los que el autor es dificil de ubicar, lo cual que me daría licencia para traducirlo y publicarlo en la Red (por lo menos eso ha hecho Google con obras "huerfanas" de Autores colombianos como Laura Restrepo) Parece que Colombia es un pais de dificil ubicación, según Google.

Sin embargo, optaré por realizar mi propio palimpsesto.

*****
¿Habla usted fluidamente dos o más idiomas? ¿Ha sentido la sensación de comportarse de forma diferente dependiendo de la lengua que utiliza? La impresión ya la han manifestado algunos, entre los cuales está la periodista Collin Ross. En su artículo A split a linguistic personalities narra desde su experiencia personal los cambios de comportamiento que experimenta cuando usa el alemán. Una noche, discutiendo con un taxista, terminó pagándole la mitad del viaje. Su compañero le hizo saber que sonó muy agresiva hablando alemán y que "hasta infundía miedo" algo que no compaginaba con su personalidad pasiva y reflexiva (por supuesto, cuando no usa el alemán)

viernes, 1 de marzo de 2013

Si no luchas...

en http://alexelinterprete.blogspot.com

"Si no lo luchas, al menos ten la decencia de respetar a los que si lo hacen" Jose Marti (1853 - 1895)



El pasado 21 de diciembre de 2011, anuncié mi retiro "sabático" del movimiento asociativo de intérpretes de Colombia ANISCOL. Ciertamente, tuve un año para pensar y reflexionar sobre mis aportes a la interpretación en el país, sobre mis grandes equivocaciones y aciertos. Aunque no pude -y no puedo- desvincularme del todo de la interpretación, (lo ideal hubiera sido durante el año irme a una isla semi-desierta), si pude hacer un alto en el camino, para evaluar y mirar objetivamente lo que se ha hecho.

De ahí, puedo resumir mis grandes equivocaciones y grandes aciertos en dos proposiciones.


miércoles, 9 de enero de 2013

Hacia una Norma Sorda de Traducción (Toward a Deaf Translation Norm): Reseña Blog

en http:/alexelinterprete.blogspot.com

Actualización: Publiqué una reseña más completa de este libro en La revista Mutatis Mutandi.

El volumen número seis de Studies in Interpretation Series es el ideal para empezar a abordar la traducción hacia las lenguas de señas en oposición a la conocida y común interpretación.

He reseñado varios libros de traducción en este blog,  puntualmente unos 24. Libros, en general de traductología basados en las lenguas orales en donde he intentado aterrizar alguna que otra reflexión de la tesis que proponga el libro hacia las lenguas de señas. Creo que ese es el orden de las cosas; hablar de traducción y traductología para después llegar a la interpretación. Me he encontrado algunos intérpretes que esperan encontrar libros de interpretación que solucionen muchas de sus inquietudes, o que por el contrario propongan una teoría interpretativa propia para los interpretes de lengua de señas que les ahorre leer lo que se ha escrito en traductología. Yo asumo que cuando Burad, (2009) señala la teoría del sentido, del ESIT como pertinente a los intérpretes de lengua de señas, en realidad llama la atención sobre un desarrollo teórico creado por interpretes (Selescovitch) pero aun dentro del marco amplio de las corrientes cognitivistas de la 'traducción'. La 'teoría interpretativa', no es una teoría propia de la interpretación de la lengua de señas más allá de lo que se ha hecho en lenguas orales.

Admito que todos los interpretes no aspiramos a ser traductólogos, (entendiendo la traductología, como un nombre de muchos disponibles para designar el discurso científico sobre la traducción) pero mi tesis es que sólo podemos entender con claridad nuestra ejercicio como intérpretes de lengua de señas simultáneos  si analizamos nuestra profesión bajo los lentes interdisciplinarios de los estudios de la traducción que llevan ya de por si, bastante desarrollo en el campo epistemológico.


Quizá te interese leer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...